Friday, January 6, 2017

Geoingeniería del clima - Ciencia, gobernanza e incertidumbre - La Real Sociedad de Londres (Índice)

Traducido por Oscar A. Escobar
Florida, USA - Gt
Twitter @Oscare2000
#Geoengineering #Climate Issues -  Geoingeniería
Enero 6, 2017


RS Policy document 10/09 Issued: September 2009 RS1636 ISBN: 978-0-85403-773-5 © The Royal Society, 2009 Requests to reproduce all or part of this document should be submitted to: The Royal Society Science Policy 6–9 Carlton House Terrace London SW1Y 5AG Tel +44 (0)20 7451 2500 Email science.policy@royalsociety.org Web royalsociety.org Design by Franziska Hinz, Royal Society, London Copyedited and Typeset by Techset Composition Limited


Geoingeniería del clima:
Ciencia, gobernanza e incertidumbre


La Real Sociedad de Londres


Contenido


Prólogo v (Traducido Enero 9, 2017)


Membresía del grupo de trabajo vii (Traducido Enero 9, 2017)


Resumen ix


1 Introducción 1
1.1 Antecedentes 1
1.2 Geoingeniería 1
1.3 El sistema climático 1
1.4 Cambio climático y geoingeniería - el contexto político 4
1.5 Conducta del estudio 6


2 Técnicas de eliminación de dióxido de carbono 9
2.1 Introducción 9
2.2 Métodos (CDR por sus siglas en inglés) basados en la tierra 10
2.3 Métodos de los ecosistemas oceánicos 16
2.4 Discusión 19
2.5 Conclusión 21


3 Técnicas de gestión de la radiación solar 23
3.1 Introducción 23
3.2 Características generales de los métodos (SRM por sus siglas en inglés) 23
3.3 Técnicas específicas 24
3.4 Discusión 34
3.5 Conclusión 36


4 Gobernanza 37
4.1 Introducción 37
4.2 Gobernanza, riesgo e incertidumbre 37
4.3 Ética 39
4.4 Marcos internacionales 39
4.5 Gobernanza de la investigación y el desarrollo en geoingeniería 41
4.6 Participación del público y de la sociedad civil 42
4.7 Factores económicos 44
4.8 ¿Opción de último recurso? 44
4.9 Conclusión 45


5 Discusión 47
5.1 Métodos de geoingeniería y sus propiedades 47
5.2 Criterios y métodos de evaluación 47
5.3 Evaluación general 48
5.4 Dimensiones humanas y de gobernanza 50
5.5 Requisitos de investigación 52
5.6 Orientación para los tomadores de decisiones 54
5.7 Conclusión 56


6 Conclusiones y recomendaciones 57
6.1 El futuro de la geoingeniería 57
6.2 Principales características de los métodos de geoingeniería 57
6.3 Evaluación preliminar de los métodos CDR y SRM 58
6.4 Criterios y métodos de evaluación 59
6.5 Actitudes y participación del público 59
6.6 Gobernanza 60
6.7 Investigación y desarrollo en geoingeniería 61


7 Referencias 63


8 Anexos 69
8.1 Criterios de evaluación 69
8.2 Términos de referencia del proyecto 70
8.3 Panel de ética 71
8.4 Convocatoria de propuestas 72


9 Glosario 75


10 Agradecimientos 81


Fuente:


Geoengineering the climate: science, governance and uncertainty [PDF]
Acceso en línea Enero 6, 2017


Otro lugar de acceso:


Geoengineering the climate.png


Imagen de portada del modelo DaisyBall, por Ginger Booth, http://gingerbooth.com, Copyright © Universidad de Yale 1997-2008. La imagen de la portada proviene del modelo Daisyworld desarrollado por el Dr. James Lovelock y el profesor Andrew Watson, ambos miembros de la Real Sociedad de Londres. Este modelo conceptual ilustra el estrecho acoplamiento entre el clima y la biosfera a través de la conexión entre la reflectividad de la superficie y la temperatura. Las margaritas blancas reflejan más y absorben menos radiación solar que las margaritas oscuras, manteniendo así la Tierra más fría. Este es el principio sobre el que se basa la Geoingeniería por el reflejo de la radiación solar. Daisyworld ha sido fundamental para atraer la atención sobre el estrecho vínculo entre el clima de la superficie terrestre y la presencia de organismos vivos. Véase: Watson, A. J. y Lovelock, J.E. (1983). Homeostasis biológica del medio ambiente global: la parábola de Daisyworld. Tellus 35B, 284 - 289.

Cover image from DaisyBall model, by Ginger Booth, http://gingerbooth.com, Copyright © Yale University 1997–2008. The cover image comes from the Daisyworld model developed by Dr. James Lovelock and Professor Andrew Watson, both Fellows of the Royal Society. This conceptual model illustrates the tight coupling between climate and the biosphere through the connection between surface reflectivity and temperature—white daisies reflect more and absorb less solar radiation than do dark daisies thereby keeping the Earth cooler. This is the principle on which Geoengineering by the reflection of solar radiation is based. Daisyworld has been instrumental in drawing attention to the tight link between the Earth’s surface climate and the presence of living organisms. See: Watson, A. J. and Lovelock, J.E. (1983). Biological homeostasis of the global environment: the parable of Daisyworld. Tellus 35B, 284–289.



Prefacio


Lord Rees.png
Lord Rees de Ludlow OM
Presidente de la Real Sociedad de Londres


El aumento continuo de la concentración atmosférica de gases de efecto invernadero, causado principalmente por la quema de combustibles fósiles, está impulsando cambios en el clima de la Tierra. Las consecuencias a largo plazo serán extremadamente amenazadoras, especialmente si las naciones continúan comportándose como hasta ahora en los próximos decenios. La mayoría de las naciones ahora reconocen la necesidad de cambiar hacia una economía baja en emisiones de carbono, y nada debería desviarnos de esa prioridad principal de reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Pero si tales reducciones son demasiado pocas y demasiado tarde, seguramente habrá presión para considerar un «Plan B»: para buscar formas de contrarrestar los efectos climáticos de los las emisiones de gases invernadero por medio de la "geoingeniería".


Ya se han hecho muchas propuestas de geoingeniería, pero el tema está plagado de mucha duda y confusión. Algunos esquemas son manifiestamente exagerados; otros son más creíbles, y están siendo investigados por científicos de prestigio; algunos promovidos con exceso de optimismo.  En este informe, la Real Sociedad tiene como objetivo proporcionar una evaluación fidedigna y balanceada de las principales opciones de geoingeniería. El estudio mucho más detallado sería necesario antes de que cualquier método pudiera ser considerado seriamente para su despliegue en la escala internacional requerida. Además, ya está claro que ninguno ofrece una “fórmula mágica", y que algunas opciones son mucho más problemáticas que otras.


Por lo tanto, este informe se ofrece como una clarificación de los aspectos científicos y técnicos de la geoingeniería y como contribución a los debates sobre las políticas climáticas. La Sociedad agradece a todos los miembros del Grupo de Trabajo, y especialmente a John Shepherd, su presidente. También reconocemos los valiosos aportes del grupo de revisions del Consejo y el apoyo experto, durante todo el ejercicio, del equipo de Política Científica de la Real Sociedad.




Membresía del grupo de trabajo


Los miembros del grupo de trabajo que participaron en la elaboración de este informe fueron los siguientes:


Presidente


Profesor John Shepherd Profesorado, Miembro de investigación en Ciencias del Sistema de la Tierra, Universidad de Southampton.


Miembros
Profesor Ken Caldeira Director, Laboratorio Caldeira, Carnegie Institution, USA.


Profesor Peter Cox Profesor de Dinámica del Sistema Climático, Universidad de Exeter, Reino Unido.


Profesor Joanna Haigh Jefe del Departamento de Física, Profesor de Física Atmosférica, Imperial College, Londres, Reino Unido.


Profesor David Keith Presidente de Investigación de Canadá en Energía y Medio Ambiente, Director, ISEEE, Grupo de Sistemas de Energía y Medio Ambiente, Universidad de Calgary, Canadá.


Profesor Brian Launder FREng FRS Profesor de Ingeniería Mecánica, Universidad de Manchester, Reino Unido.


Profesor Georgina Mace CBE FRS Directora, Centro NERC de Biología de la Población, División de Biología, Imperial College, Londres, Reino Unido.


Profesor Gordon MacKerron Director, Unidad de Investigación sobre Políticas Científicas y Tecnológicas, Universidad de Sussex, Reino Unido.


Profesor John Pyle FRS 1920 Profesor de Física Química, Universidad de Cambridge, Reino Unido.


Profesor Steve Rayner James Martin Profesor de Ciencia y Civilización, Director del Instituto de Ciencia, Innovación y Sociedad, Universidad de Oxford, Reino Unido.


Profesor Catherine Redgwell Profesor de Derecho Internacional, Universidad de Londres, Reino Unido.


Profesor Andrew Watson FRS Profesor de Ciencias Ambientales, Universidad de East Anglia, Reino Unido.


Equipo de Política Científica de la Real Sociedad


Rachel Garthwaite Asesora Principal de Política, Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático.


Richard Heap Asesor Principal de Política.


Andy Parker Asesor de Políticas.


James Wilsdon Director, Centro de Políticas Científicas.


Este informe ha sido revisado por un panel independiente de expertos y también aprobado por el Consejo de la Real Sociedad.


Panel de Revisión


La Real Sociedad agradece la contribución de los revisores. No se pidió al grupo de revisión que aprobara las conclusiones o recomendaciones de este informe, ni vieron el borrador final del informe antes de su publicación.


Dame Jean Thomas DBE, CBE,
FRS, FMedSci (Presidente) Profesor de Bioquímica Macromolecular, Universidad de Cambridge, Reino Unido.


Profesor David Fowler CBE FRS Centro de Ecología e Hidrología, Edimburgo Reino Unido.


Sir John Lawton CBE FRS Presidente, Comisión Real sobre Contaminación Ambiental, Reino Unido.


Profesor John Mitchell OBE FRS Director de Climate Science, Reino Unido Met Offi ce.


Profesor Michael Oppenheimer Profesor de Geociencias Albert G. Milbank y Asuntos Internacionales, Universidad de Princeton, Estados Unidos.
Profesor Susan Owens OBE Profesor de Medio Ambiente y Política, Universidad de Cambridge, Reino Unido.

Sir David Read Profesor emérito de FRS de Ciencias de las Plantas, Universidad de Sheffi, Reino Unido





The Royal Society                                                                              Geoengineering the Climate I September 2009 I vii
(Página viii, en blanco)





Resumen


Contexto
El cambio climático está ocurriendo. Sus impactos y costos serán enormes, serios y desiguales. Los impactos pueden ser reducidos con la adaptación, y moderados con la mitigación, especialmente mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Sin embargo, los esfuerzos mundiales para reducir las emisiones todavía no han sido lo suficientemente exitosos como para dar la confianza de que se logren las reducciones necesarias para evitar el cambio climático. Se espera que las metas de reducción de emisiones post 2012, estimularán una mayor acción a través de mecanismos más efectivos, pero existe un riesgo grave de que las medidas de mitigación no sean introducidas a tiempo, a pesar del hecho de que las tecnologías requeridas no solamente ya están disponibles y sino que también son asequibles.


Es probable que el calentamiento global supere los 2°C este siglo a menos de que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se recorten por lo menos a un 50% de los niveles de 1990 para el año 2050, y aún más a partir de entonces. No existe un escenario creíble de emisiones bajo el cual la media global de la temperatura alcanzaría el pico y comience a disminuir para el 2100.
A menos que los esfuerzos futuros para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sean mucho más exitosos de lo que han sido hasta ahora, podría ser que se requiera tomar una acción adicional si fuera necesario enfriar la Tierra este siglo.


Tal acción podría envolver a la geoingeniería, que se define como la intervención deliberada a gran escala en el sistema climático de la Tierra, con el fin de moderar el calentamiento global.


Mensajes principales
El método de moderación más seguro y predecible para moderar el cambio climático es tomar medidas tempranas y efectivas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ningún método de geoingeniería puede proporcionar una solución o alternativa fácil al problema del cambio climático.


Sin embargo, los métodos de geoingeniería podrían en el futuro ser útiles para aumentar los esfuerzos en curso para mitigar cambio climático mediante la reducción de las emisiones, por lo que deberían ser objeto de investigación y análisis más detallados.


La geoingeniería del clima de la Tierra es muy probable que sea técnicamente posible. Sin embargo, la tecnología para hacerlo apenas está formada, y hay grandes incertidumbres con respecto a su eficacia, costos e impactos ambientales.


Los métodos que actúan rápidamente al reflejar la luz del sol pueden probar ineficaces para compensar los cambios en los patrones de lluvia y tormentas, pero los modelos climáticos actuales no son lo suficientemente exactos como para proporcionar una evaluación fiable de estos a nivel regional.


Los métodos que actúan eliminando los gases de efecto invernadero de la atmósfera envuelven menos incertidumbres y riesgos, pero tendría un efecto mucho más lento en la reducción de la temperatura. Estos métodos podrían eventualmente hacer un importante contribución a la mitigación del cambio climático.


La aceptabilidad de la geoingeniería será determinada tanto por las cuestiones sociales, jurídicas y políticas como por los factores científicos y técnicos. Existen cuestiones serias y complejas de gobernanza que deben ser resueltas si algun dia la geoingeniería ha de convertirse en método aceptable para moderar el cambio climático.


Sería altamente desafortunado que los métodos de geoingeniería que implican actividades o efectos que van más allá de fronteras nacionales (aparte de la simple remoción de gases de efecto invernadero de la atmósfera), se desplegarán antes de que existan los mecanismos apropiados de gobernanza.


Recomendaciones principales:
• Las Partes en la CMNUCC deben hacer mayores esfuerzos para mitigar y adaptarse al cambio climático, y en particular en acordar la reducción de las emisiones mundiales de al menos el 50% respecto de los niveles de 1990 para el 2050 y mayor después. Nada de lo que se sabe sobre la geoingeniería ofrece alguna razón para disminuir estos esfuerzos;


• Aún más investigación y desarrollo de la opciones de geoingeniería debería llevarse a cabo para investigar si los métodos de bajo riesgo pueden ponerse a disposición si se vuelve necesario reducir la tasa de calentamiento este siglo. Esto debería incluir observaciones apropiadas, el desarrollo y uso de modelos climáticos, y experimentos planeados y ejecutados cuidadosamente.


Métodos de Geoingeniería
Los métodos de geoingeniería pueden ser divididos en dos Clases básicas:


1) Técnicas de Remoción de Dióxido de Carbono (CDR por sus siglas en inglés) que remueven el CO2 de la atmósfera;


2) Técnicas de Gestión de la Radiación Solar (SRM por sus siglas en inglés) que reflejan un pequeño porcentaje de la luz y el calor del sol de vuelta al espacio.


Ambos métodos, la Remoción del Dióxido de Carbono y la Gestión de la Radiación Solar tienen como último objetivo reducir las temperaturas globales, pero hay grandes diferencias en sus modos de acción, los plazos sobre los cuales son efectivos, los efectos de temperatura y otras consecuencias, así que por lo general es mejor considerarlos separadamente.


Las técnicas de Remoción de Dióxido de Carbono están dirigidas a la causa-raíz del cambio climático al remover los gases de efecto invernadero de la atmósfera.


Las técnicas de Gestión de la Radiación Solar tratan de compensar los efectos del incremento en la concentración de gases de efecto invernadero al hacer que la tierra absorba menos radiación solar.

The Royal Society                                                                              Geoengineering the Climate I September 2009 I ix


Los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono revisados ​​en este estudio incluyen:


• La gestión del uso de la tierra para proteger o  mejorar los sumideros de carbono;


• El uso de la biomasa para el secuestro de carbono, así también como una fuente de energía neutral en carbono;


• La mejora de los procesos naturales de meteorización para remover el CO2 de la atmósfera;


• Ingeniería de Captura Directa del CO2 del aire ambiente;


• La mejora de la captación oceánica de CO2, por ejemplo, mediante la fertilización de los océanos con nutrientes naturalmente escasos, o por el aumento de los procesos de afloramiento.


Las técnicas de gestión de radiación solar modifican directamente el balance radiativo de la Tierra, y tomaría sólo unos cuantos años para tener un efecto sobre el clima una vez
desplegadas. No tratan la causa-raíz del cambio climático (el aumento de los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera) sino porque actúan rápidamente, podrían ser útiles en una emergencia, por ejemplo para evitar un 'punto de inflexión' climático. Los métodos considerados en este estudio incluyen:


• Aumentar la reflectividad de la superficie del planeta, abrillantando las estructuras humanas (pintandolas de blanco, por ejemplo), la siembra de cultivos con una alta reflectividad, o cubriendo los desiertos con material de reflectivo;


• Mejora de la reflectividad de las nubes marinas;


• Imitar los efectos de las erupciones volcánicas inyectando aerosoles de sulfato en la parte baja de la estratosfera;


• Colocar escudos o deflectores en el espacio para reducir cantidad de energía solar que llega a la Tierra.


Recomendación principal:
• Las evaluaciones de los métodos de geoingeniería deben tomar en cuenta las grandes diferencias entre las dos clases principales de métodos; i.e. los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono que eliminan el CO2 de la atmósfera y los métodos de Gestión de la Radiación Solar que modifica el albedo (la reflectividad) del planeta.


Evaluación de los métodos de geoingeniería
Ninguno de los métodos de geoingeniería evaluados ofrece una solución inmediata al problema del cambio climático, o reduce la necesidad de reducciones continuas de las emisiones.


En la mayoría de aspectos, los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono serían preferibles a los métodos de Gestión de Radiación Solar porque devuelven eficazmente el sistema climático más cerca a su estado natural, por lo que implica menos incertidumbres y riesgo. De los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono evaluados, ninguno ha demostrado que haya sido efectivo a un costo accesible, con efectos secundarios aceptables. Además, la remoción de CO2 de la atmósfera sólo funciona muy lentamente para reducir las temperaturas globales (durante muchas décadas). Si se pueden implementar métodos seguros y de bajo costo en la escala apropiada podrían hacer una contribución importante para reducir las concentraciones de CO2 y proporcionar un complemento útil a la reducción de las emisiones convencionales. Es posible que incluso pudieran permitir reducciones de las concentraciones atmosféricas de CO2 (emisiones negativas) y, por tanto, abordar el problema de la acidificación del océano.


Los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono que eliminan el CO2 de la atmósfera sin alterar los sistemas naturales, y sin cambios a gran escala en los requerimientos del uso de la tierra, como la captura de CO2 del aire y, posiblemente también el la meteorización mejorada, es probable que tengan menos efectos secundarios. Las técnicas que secuestran el carbono pero que tienen implicaciones en el uso de la tierra (como el biochar y la meteorización mejorada basada en el suelo) podrían ser contribuyentes útiles a pequeña escala, aunque las circunstancias en las que son económicamente viables y socialmente y ecológicamente sostenibles todavía tienen que ser determinadas. La medida en que los métodos que significan la manipulación a gran escala de los sistemas de la Tierra (como la fertilización oceánica), puedan secuestrar el carbono de forma asequible y confiable sin efectos secundarios  inaceptables, todavía no está clara.


En comparación con los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono, las técnicas de la Gestión de la Radiación Solar se espera que sean relativamente baratas y llevaría sólo unos pocos años part tener un efecto sobre el clima una vez desplegadas. Sin embargo, existen considerables incertidumbres sobre sus consecuencias y riesgos adicionales. Es posible que con el tiempo, asumiendo que estas incertidumbres y riesgos puedan reducirse, los métodos de Gestión de la Radiación Solar puedan ser usados para aumentar la mitigación convencional. Sin embargo, la adopción de métodos de Gestión de la Radiación Solar crearía balance artificial, aproximado, y potencialmente delicado entre las concentraciones de gases de efecto invernadero y la reducción de la radiación solar, que tendría que ser mantenida, potencialmente durante muchos siglos. Es dudoso que ese equilibrio sea realmente sostenible por largos períodos de tiempo, especialmente si se permite que los gases de efecto invernadero continúen o incluso incrementen. La implementación de cualquier método de la Gestión de la Radiación Solar introduciría riesgos adicionales y por lo tanto sólo debe llevarse a cabo por un período limitado y en paralelo con la mitigación convencional y/o los métodos de Remoción de dióxido de Carbono.


El clima alcanzado por métodos de la Gestión de Radiación Solar, especialmente los que tienen impactos regionales variables, sólo se aproximarán a los de menor calentamiento de efecto iinvernadero, particularmente para las variables críticas distintas a la temperatura (como la precipitación), que son muy sensibles a las diferencias regionales tal como los sistemas meteorológicos, la velocidad de los vientos y las corrientes oceánicas. Tales efectos medioambientales no deseados deben ser cuidadosamente evaluados utilizando modelos climáticos mejorados así como los mejores disponibles ahora. Sin embargo, a razón de que las técnicas de la Gestión de la Radiación Solar solamente ofrecen la opción para limitar o reducir rápidamente las temperaturas globales, también deberían ser objeto de más investigaciones científicas para mejorar el conocimiento en caso de que tales intervenciones sean urgentes y necesarias. Es necesario saber mucho más sobre sus efectos

x I September 2009 I Geoengineering the Climate The Royal Society




climáticos y medioambientales y las consecuencias sociales (tanto intencionales como no intencionales) antes de que sean consideradas para experimentos a gran escala o despliegue.


De los métodos de la Gestión de Radiación Solar considerados, los aerosoles estratosféricos son actualmente los más prometedores porque sus efectos se distribuirían más uniformemente que los métodos locales de Gestión de Radiación Solar, ellos podrían ser mucho más fáciles de implementar que los métodos basados ​​en el espacio, y entrarían en vigor (Dentro de un año o dos del despliegue). Sin embargo, incertidumbres significativas y riesgos potenciales son asociados con este enfoque y la investigación sobre los métodos de distribución y despliegue, la eficacia, los impactos en el ozono estratosférico y las nubes troposféricas de gran altitud, así como el modelaje de sus impactos en todos los aspectos del clima (Incluyendo patrones de precipitación y monzones).


Sería arriesgado embarcarse en la aplicación de cualquier método de Gestión de la Radiación Solar a gran escala, el cual pueda no ser sostenible a largo plazo y el que no haría nada para el problema de la acidificación del océano, sin una estrategia de salida clara y creíble.


Recomendaciones principales:
• Los métodos de geoingeniería de ambos tipos se deben considerar sólo como parte de un conjunto más amplio de opciones para abordar el cambio climático. Los métodos de Remoción del Dióxido de Carbono deberían considerarse preferibles a los métodos de la Gestión de la Radiación Solar como forma de aumentar la acción continua de mitigación a largo plazo. Sin embargo los métodos de la Gestión de la Radiación Solar pueden proveer un respaldo potencialmente útil a corto plazo para la mitigación en caso de que se necesiten reducciones rápidas de las temperaturas mundiales;


• Los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono que han demostrado ser seguros, eficaces, sostenibles y asequibles deberían utilizarse junto con los métodos de mitigación tan pronto como puedan hacerse disponibles;


• Los métodos de Gestión de la Radiación Solar no deben aplicarse a menos de que sea necesario limitar o reducir rápidamente las temperaturas medias globales. Debido a las Incertidumbres sobre los efectos secundarios y la sostenibilidad sólo deben aplicarse durante un período de tiempo limitado, y acompañados de programas agresivos de mitigación convencional y / o Remoción del Dióxido de Carbono para que su uso pueda ser interrumpido en a su debido tiempo.

Necesidades futuras para la geoingeniería
Si la geoingeniería llega a desempeñar un papel en el futuro, y que sea posible aplicarla de manera responsable y eficaz, entonces se necesita un trabajo coordinado y colaborativo para mejorar el conocimiento, desarrollar mecanismos de gobernanza y acordar procesos de toma de decisiones.

Recomendación principal:
• Para asegurar que los métodos de la geoingeniería puedan ser adecuadamente evaluados, y aplicados de manera responsable en caso de que surja la necesidad, se recomiendan tres trabajos prioritarios:


a. La investigación y desarrollo tecnológico de los métodos más prometedores identificados en este informe;


b. Actividades de colaboración internacional para explorar y evaluar la factibilidad, los beneficios, impactos ambientales, riesgos y oportunidades que presenta la geoingeniería, y las cuestiones de gobernanza asociadas;
c. El desarrollo y la aplicación de marcos de gobernanza para guiar ambos la investigación y desarrollo a corto plazo, y el posible despliegue a largo plazo, incluyendo el comienzo de la participación de las partes interesadas y un proceso de diálogo público.

Gobernanza
Los mecanismos internacionales más aplicables a los métodos de la geoingeniería y sus impactos no han sido desarrollados con el propósito de regular la geoingeniería, y para algunos métodos todavía no hay mecanismos establecidos.


Los mayores retos para el despliegue exitoso de la geoingeniería pueden ser los aspectos sociales, éticos, cuestiones políticas relacionadas con la gobernanza, en lugar de las cientifiicas y técnicas. Para algunos métodos, como la captura desde el aire ambiental, los mecanismos nacionales preexistentes posiblemente serán suficientes, para otros, como la fertilización de hierro del océano, los mecanismos internacionales existentes pueden ser pertinentes, pero requieren cierta modificación. Sin embargo, habrá algunos métodos, particularmente aquellos que requieren actividades transfronterizas o que tengan efectos transfronterizos, por ejemplo, los aerosoles estratosféricos o los espejos basados en el espacio exterior, que pueden requerir nuevos mecanismos internacionales.
Los mecanismos apropiados de gobernanza para el despliegue deben establecerse antes de que los métodos de Remoción de Dióxido de Carbono o los métodos de Gestión de Radiación Solar se necesiten en la práctica. Esto requerirá un análisis de si los mecanismos internacionales, regionales y nacionales existentes son apropiados para la gestión de la geoingeniería, y el inicio de un diálogo internacional en el que participen las comunidades científicas, políticas, comerciales y no gubernamentales locales.


Sería altamente indeseable para los métodos de geoingeniería que impliquen actividades o efectos (aparte de la simple eliminación de los gases de efecto invernadero de la atmósfera)
que van más allá de las fronteras nacionales sean sujeto de investigación o despliegue a gran escala antes de que existan los mecanismos apropiados de gobernanza. Es esencial que los desafíos de gobernabilidad planteados por la geoingeniería y los procesos de políticas sean establecidos como una prioridad.

The Royal Society Geoengineering the Climate I September 2009 I xi




Recomendación principal:
• Los desafíos de gobernabilidad planteados por la geoingeniería deberían ser explorados con más detalle por una entidad internacional como la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable y establecer procesos para el desarrollo de mecanismos para resolverlos.

Investigación y desarrollo
Se requiere un marco de gobernanza para dirigir el desarrollo de la actividad de investigación en forma sostenible y responsable para garantizar que la tecnología pueda aplicarse si se llega a necesitar.  Códigos de prácticas para la comunidad científica, y un proceso para el diseño e implementación de un marco formal de gobernanza se deben iniciar. La actividad de investigación debe ser tan abierta, coherente y tan coordinada internacionalmente como sea posible y los experimentos transfronterizos deben estar sujetos a alguna forma de gobernanza internacional, preferiblemente basada en estructuras internacionales existentes.
Todavía es poca la investigación que se ha llevado a cabo en la mayoría de los los métodos de geoingeniería considerados y no han habido programas mayores dirigidos a la investigación sobre el tema. Los principales requerimientos de investigación y desarrollo al corto plazo son para los estudios grandemente mejorados de modelado y experimentos a pequeña / mediana escala (por ejemplo, experimentos de laboratorio y ensayos de campo). Se necesita inversión en el desarrollo de modelos mejorados del sistema terrestre y del clima para facilitar una mejor evaluación de los Impactos de los métodos de geoingeniería en el clima y los patrones climáticos (incluyendo precipitaciones y tormentas) así como de impactos más amplios sobre los procesos ambientales. Mucha más investigación sobre la factibilidad, eficacia, costo, los impactos sociales y ambientales y posibles consecuencias se requiere para comprender los beneficios y los inconvenientes, antes de que estos métodos puedan ser evaluados adecuadamente. Los impactos sociales y ambientales de la mayoría de los métodos de la geoingeniería aún no han sido evaluados adecuadamente, y es probable que todos los métodos tengan consecuencias no deseadas. Esto debe ser explorado vigorosamente  y evaluado cuidadosamente.


Recomendaciones principales:
• La Real Sociedad de Londres en colaboración con organizaciones científicas internacionales deben desarrollar un código de práctica para la investigación en geoingeniería y proporcionar recomendaciones a la comunidad científica internacional para un marco voluntario de gobernanza de la investigación. Esto debería proporcionar orientación y transparencia para la investigación en geoingeniería y es aplicable a los investigadores que trabajan en los sectores público, privado y comercial. Debe incluir:


a. Consideración de que tipos y escalas de investigación requieren regulación incluyendo validación y monitoreo;


b. El establecimiento de un criterio de minimis  de regulación de la investigación;


c. Orientación sobre la evaluación de métodos, incluyendo criterios pertinentes y análisis del ciclo de vida y contabilidad del carbono / clima.


• Las organizaciones científicas internacionales pertinentes deben coordinar un programa internacional de investigación sobre los métodos de la geoingeniería con el objetivo de proveer una base de pruebas adecuada con la cual evaluar su viabilidad técnica y los riesgos, y reducir la incertidumbres dentro de diez años.


• Los departamentos gubernamentales relevantes del Reino Unido (DECC1 y DEFRA2) en asociación con los Consejos de Investigación del Reino Unido (BBSRC3, ESRC4, EPSRC5 y NERC6) deberían Financiar juntos un programa de investigación de geoingeniería de 10 años a un nivel del orden de £10 millones de Libras Esterlinas por año. Esto debería contribuir activamente al programa internacional mencionado anteriormente y estar estrechamente  vinculado a los programas de investigación.

La aceptabilidad del público a la geoingeniería
Las actitudes del público hacia la geoingeniería y la participación en el desarrollo de métodos individuales propuestos, tendrá un impacto crítico en su futuro.
La percepción de los riesgos involucrados, los niveles de confianza en aquellos que llevan a cabo la investigación o implementación, así como la transparencia de las acciones, propósitos e intereses, determinará la viabilidad política de la geoingeniería.
Si la geoingeniería llega a desempeñar un papel en la reducción del cambio climático se requerirá un programa activo e internacional de diálogo del público y de la sociedad civil para identificar y abordar las preocupaciones sobre potenciales problemas ambientales, impactos sociales y económicos y consecuencias no deseadas.

Recomendación clave:
La Real Sociedad de Londres, en colaboración con otros organismos apropiados, debe iniciar un proceso de diálogo y participación para explorar las actitudes del público y de la sociedad civil, preocupaciones e incertidumbres sobre la geoingeniería como respuesta al cambio climático.



____________________________________________________________________________


1 Departamento de Energía y Cambio Climático.
2 Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales.
3 Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas.
4 Consejo de Investigación Económica y Social.
5 Consejo de Investigación en Ingeniería y Ciencias Físicas.
6 Consejo de Investigación del Medio Natural.










xii I September 2009 I Geoengineering the Climate The Royal Society


Creative Commons License
A #Geoengineering #Climate Issues blog - Geoingeniería by Oscar and Jocelyn Escobar is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.Licencia Creative Commons
A #Geoengineering #Climate Issues blog por Oscar y Jocelyn Escobar se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.