Wednesday, December 2, 2015

El Planeta Reformado: Cómo la Geoingeniería Podría Cambiar el Mundo (The Planet Remade) Extractos Traducidos y comentarios






La traducción literal del título sería “El Planeta Rehecho”, pero me parece más apropiado usar la palabra reformado, otra podría ser… reconstruido.

El título en inglés y mi traducción:

The Planet Remade: How Geoengineering Could Change the World
El Planeta Reformado: Cómo la Geoingeniería Podría Cambiar el Mundo
Oliver Morton

Princeton University Press (U.S. November 3, 2015)
ISBN: 9780691148250
Página oficial de la casa editorial:
http://press.princeton.edu/titles/10657.html

Hasta abajo después de todos los comentarios se puede encontrar la tabla de contenido completa en inglés.  También se pueden encontrar enlaces para amazon y google books.

Traducción y comentarios por Oscar A. Escobar
Florida, USA – Gt. Diciembre 2, 2015
Ultima edición Diciembre 3, 2015


El autor del libro usa el término “veilmaking” (HacerVelos o HacerCortinas) para referirse a las técnicas de geoingeniería climática que utilizan aerosoles troposféricos/estratosféricos, principalmente de azufre, para aumentar el albedo o brillo del planeta y así bloquear una porción de la luz solar que calienta la tierra. Esta técnica se conoce como Gestión de la Radiación Solar (GRS).
OE.


Extractos:
(Las itálicas son mías)

Reducir los aerosoles troposféricos es un problema urgente; hacer velos (cortinas) estratosféricos (veilmaiking) sigue de este lado de la geopoética (todavía es teórico), y enormemente divisivo. Los países están dispuestos a poner en peligro a sus ciudadanos a través de la contaminación del aire mal regulado debido a la importancia económica que ponen en la generación de energía para la industria y tener coches y furgonetas para que la gente se mueva.  Bien podría ser también que los ponen en peligro a causa de la fuerza política de las personas que hacen la generación (de energía) y quienes hacen uso de los coches.  Pero no los dejaran sufrir mientras tratan de desarrollar y ponerse de acuerdo en alguna alternativa de-castillos-en-el-cielo (inútil), cuyos beneficios son especulativos y globales. Las emisiones de azufre serán reducidas independientemente de si su enfriamiento pueda ser reemplazado.

El ejemplo más notable de esto, creo, no viene de un país, sino del establecimiento de normas progresivamente más estrictas para (regular) la cantidad de hollín y azufre que pueden emitir cuando están en el corazón de los océanos.  Asumir esta tarea le había dado a la OMI (La Organización Marítima Internacional) influencia reguladora sobre el albedo de más de la mitad de la superficie de la Tierra - y por lo tanto una mayor posibilidad de jugar con los parámetros del clima del que actualmente goza la CMNUCC.

Los efectos de las emisiones de azufre en el mar pueden ser particularmente fuertes debido al efecto Twomey.  Sobre la tierra, donde todo desde el polvo hasta la caspa es constantemente soplado por el viento, las nubes raramente son limitadas por la falta de núcleos de condensación.  A través de los mares, donde el aire es más limpio, (las nubes) son a menudo limitadas de esta manera.  La mayoría de los núcleos de condensación que están disponibles provienen de compuestos de azufre producidos por el plancton; en la década de 1980 (James) Lovelock trabajó con el experto en aerosoles Robert Charlson y otros más para demostrar que las emisiones de azufre del plancton probablemente mantienen el planeta significativamente más frío, de lo que de otra forma sería, al fomentar la formación de nubes de esta manera.  Los cambios en la circulación oceánica o en los patrones de fertilización que desalientan (al plancton) de este trabajo podrían dar lugar a efectos negativos sobre el clima, una no-linealidad que se debe tener en cuenta.

Pero algo del azufre del océano-medio proviene de los barcos, y siendo así (estos) también producen cierto enfriamiento planetario.  Se ha calculado que las nuevas normas de emisiones que la OMI está implementando en esta década reducirán los efectos de enfriamiento de la contaminación mundial algo así como un tercio de un vatio por metro cuadrado - un efecto considerablemente mayor, los modelos sugieren, que el de todo el dióxido de carbono emitido por cada generador y motor en el mundo en los mismos diez años.  Esas nuevas normas también, de acuerdo con un análisis que lo acompaña, salvan algo así como 40.000 vidas al año, porque lo que se emite en medio de los océanos no se queda en medio de los océanos; es soplado hacia la orilla, donde aumenta el daño causado por la contaminación a los pulmones susceptibles.

¿Creo yo que es realista imaginar que la OMI podría, como resultado de un debate de gran-alcance/gran-envoltura/rompe-limites, llegar a un gran acuerdo tipo-Crutzen en el que el enfriamiento que se retira se trate de reparar mediante la implementación de un brillo de reemplazo?  En realidad no; pero sigue siendo sorprendente - no, impactante - que por lo que yo puedo determinar ni siquiera se mencione el asunto, a pesar de que los propios asesores técnicos de la OMI utilizan el término "geoingeniería" en algunos de sus análisis.  Las conversaciones tienen que empezar en alguna parte, y ese habría sido un buen lugar para empezar una.

Morton, Oliver (2015-11-03) The Planet Remade: How Geoengineering Could Change the World (p. 293 – 296), Princeton University Press. Google Play, U.S. Edition.

                                                                  ------------

Desafortunadamente, cuando empiezas a aproximarte a las escalas globales, abrillantar sólo una parte del mundo puede tener consecuencias muy lamentables.  Un estudio de HacerVelos (de aerosol-GRS) por Jim Haywood, un modelador en la Oficina Meteorológica de Gran Bretaña, lo deja muy claro.  Pulsando los cambios en uno de los escenarios del modelo GeoMIP descritos en el capítulo cuatro, Haywood y algunos colegas compararon un planeta de efecto invernadero con un par de planetas diseñados; en uno de ellos todo el enfriamiento se llevó a cabo en el hemisferio norte, y en el otro todo estaba en el hemisferio sur, una regionalización que probablemente se alcanzaría si el velo de enfriamiento se emplazara solamente con aeronaves en el hemisferio apropiado y lejos del ecuador.

El encontró que en el escenario de enfriamiento-solo-en-el-norte hubo sequías terribles en el Sahel, debido a que la Zona de Convergencia Intertropical, un cinturón lluvioso alrededor del ecuador, se aleja del continente más frío, llevándose consigo su lluvia.  Este efecto no sólo aparece en los modelos.  De los cuatro peores años de sequía en el Sahel durante el siglo XX, tres tuvieron lugar después de erupciones volcánicas lo suficientemente alejadas hacia el norte del ecuador enfriando sólo el hemisferio norte - el año después de la erupción de Katmai en las Aleutianas (1913), y en el año de y el año después de la erupción de El Chichón en México (1982 y 1983).  También hay un importante cuerpo de evidencia que sugiere que los efectos de enfriamiento de los aerosoles de sulfatos del norte industrial jugaron un papel en las sequías en el Sahel de los años 1970s y 1980s.

La lección más evidente a partir de la simulación de Haywood es que nadie debe tratar de enfriar el planeta simplemente enfriando el hemisferio norte.  La lección más general es que el enfriamiento en algunas partes del planeta puede tener grandes efectos en otras partes.  El sistema climático funciona de tal manera que si perturbas una pequeña parte debes de esperar ver respuestas en otras partes muy lejanas; existen patrones de presión atmosférica y circulación que pueden cambiar de un estado a otro en una escala global.  Justamente es debido a esa clase de "teleconexiones" que los efectos de un cuerpo caliente de agua que se mueve a través del Pacífico - la esencia del evento El Niño - se puede esperar de manera fiable que produzca un patrón ampliamente previsible del cambios desde la Ciudad del Cabo (en Sudáfrica) hasta California.

Stephen Salter imagina que podría ser posible usar estas teleconexiones para ajustar los efectos de un esquema de geoingeniería del clima, evitando algunas áreas y redoblando en otras con el fin de obtener un patrón preseleccionado de efectos beneficiosos en todo el planeta.  Pocas personas con experiencia en la ciencia del clima creen esto.  Más bien, se preocupan de que al concentrar el enfriamiento en lugares particulares podrías hacerle daño a los demás sin comprender del todo el porqué – que las teleconexiones son un error, no una característica.

Morton, Oliver (2015-11-03) The Planet Remade: How Geoengineering Could Change the World (p. 306 – 308), Princeton University Press. Google Play, U.S. Edition.

                                                                  ----------------

"Con unos pocos vuelos diarios desde cada sitio, dispersan unas pocas decenas de miles de toneladas de aerosoles a la estratosfera durante el primer año.  Dispersados cómodamente por encima de la tropopausa tropical y subtropical en ambos hemisferios, esto forma un velo muy tenue, tolerablemente parejo.  Había existido una vez un satélite dedicado a medir la densidad de los aerosoles estratosféricos que podría haber permitido a los investigadores darse cuenta de la creación del velo, pero después de llegar el fin de vida del satélite nadie lo reemplazó - siempre hay algún grupo con un conjunto aún más interesante de medidas para hacer, y hay un límite a las misiones que puedes lanzar.

Después de 18 meses de operaciones, el Concierto anuncia lo que ha estado haciendo en la cumbre del clima de la CMNUCC de 202-.  El concierto presenta su programa como un acto de desobediencia civil. No es que, dicen los países, en realidad estén violando el derecho internacional.  Si sus acciones fueran hostiles habrían estado en violación de la convención ENMOD; si han causado un daño demostrable, podrían ser responsables en virtud del derecho internacional consuetudinario. Ninguno es el caso, dice el Concierto.  Pero los países haciendo el velo están felices de admitir que están violando las normas de las relaciones internacionales de una manera que podría incomodar, molestar, incluso dar un shock.  La desobediencia civil hace eso. Cuando hay una causa justa por la cual luchar, argumenta el Concierto, y cuando no existe un foro en el que la lucha por esta causa muestre alguna señal de avance, entonces algo así como la desobediencia civil es exigida. Desobedecer el tenor de los tiempos, dicen, no es un delito. Es un deber.

El objetivo práctico de su acción, explica el Concierto, es sencillo y limitado. No tiene la intención de detener o revertir el calentamiento; sólo tiene la intención de reducir su velocidad.  Su plan es el de espesar el velo al ritmo que sus modelos climáticos creen va a mantener la tasa de calentamiento en o por debajo de 0.1ºC por década.  Un límite a la tasa de variación de la temperatura, los de mentalidad histórica recuerdan, (esto) había sido un objetivo ampliamente debatido cuando la acción sobre los gases de efecto invernadero se planteó por primera vez en la década de 1980.  El objetivo del concierto, si lo pudiera alcanzar, significaría que durante el resto del siglo la temperatura se elevaría casi tanto como lo hizo durante el siglo XX. La variación acumulada a finales del siglo se mantendría por debajo del límite de los 2ºC. Qué tan espeso el velo podría tener que ser para lograr esto dependería de las emisiones futuras; incluso si no se vigilara, el velo no alcanzaría espesores como los del Pinatubo durante casi un siglo.

Pero el concierto deja claro que no quiere que las emisiones sigan sin ser controladas.  Quiere que las otras naciones se comprometan, de la misma forma que sus miembros lo han hecho, a recortes bastante fuertes en las emisiones. Y es feliz de dar la bienvenida a sus filas a las naciones que hacen este tipo de compromisos, especialmente si también se comprometen con el desarrollo y despliegue, eventual, de tecnologías para la eliminación de dióxido de carbono.  Como miembros nuevos del Concierto, esas naciones  asociadas obtienen una voz en las decisiones sobre la revisiones al plan de HacerVelos en vista a nuevos datos de monitoreo y nueva comprensión del sistema terrestre - los miembros originales del concierto están conscientes de que comenzaron con supervisión inadecuada y conocimiento incompleto, y están dispuestos a reducir los riesgos que esto acarreó - así como las revisiones que pudieran ser requeridos por las nuevas tendencias en las políticas de emisión.  Otros países no.

Morton, Oliver (2015-11-03) The Planet Remade: How Geoengineering Could Change the World (p. 359 – 363), Princeton University Press. Google Play, U.S. Edition.

                                                                                ------------------

"Este encadenamiento de especulaciones esta obviamente dirigido para hacer que la geoingeniería solar parezca una posibilidad un tanto atractiva.  ¿Qué, sin embargo, hay de las cuentas en esta cadena? Consideradas de forma aislada, independiente de la forma en que son encadenadas ¿son plausibles? En gran medida, creo que sí lo son."

Morton, Oliver (2015-11-03) The Planet Remade: How Geoengineering Could Change the World (p. 365 – 367), Princeton University Press. Google Play, U.S. Edition.

                                                                          -----------------

Mis comentarios:

Recomiendo altamente este libro como otra lectura esencial para aquellos que, como yo, proclaman oposición a la geoingeniería climática. Oliver Morton ofrece voluntariamente muchos blancos... y municiones para un debate racional y genuino, si es que se desea tener uno.  El libro ha sido publicado en un momento muy oportuno para generar algunas discusiones durante la Conferencia sobre el Cambio Climático de París (COP21).
Las Evidentes predilecciones políticas, económicas, energéticas y tecnológicas de Oliver Morton me conducen a pensar... ¿Es esto como la derecha estadounidense podría sonar si sus argumentos sobre el cambio climático y muchos otros más fueran repentinamente infundidos con algo de lógica y sensibilidad?

Aunque no comparto la falta de entusiasmo por las energías renovables de Oliver Morton y no estoy de acuerdo con muchas de las premisas para la aplicación de la geoingeniería, en mi opinión, el activismo en contra de ella debe tener cuidado en que no conduzca al término del debate público y la apertura sobre el estudio de la tecnología.  De hecho, es bastante claro para mí que el fin de ese debate público y el estudio de la geoingeniería no significarían el fin del desarrollo de estas tecnologías, ni el fin de la posibilidad del peligroso uso oculto de la geoingeniería-'contra-geoingeniería' ya sea con fines medioambientales, geopolíticos o militares.  De hecho, la falta de comprensión del público y de un gobierno verdaderamente vinculante de la ciencia y la tecnología seguirá amplificando los peligros de la geoingeniería mediante el negacionismo de la ciencia y del cambio climático.

Siento que la geoingeniería y la continua dependencia en los combustibles fósiles se promocionan aquí como el único camino (o uno casi inevitable) para un futuro próspero, populoso y más justo (un futuro que en lo personal me parece muy atractivo) pero yo no creo que estos no constituyen ni la única, ni la mejor ruta o incluso ni la más fácil.  De hecho, estudios recientes de la Agencia Internacional de Energía (AIE) proyectan que las renovables superaran al carbón tan pronto como en el 2030 como la mayor fuente de electricidad a nivel mundial.

El libro está escrito de forma lo suficientemente asequible para el lector profano en la materia como para  generar un entendimiento y apreciación no sólo de la historia, sino también de la ciencia y los conceptos tecnológicos, incluso donde he encontrado un lenguaje sofisticado y de palabras exuberantes (y aunque muy atractivo) que se interpone a un tema ya de por si complejo.  Pero eso es, por supuesto, una reflexión sobre mi propia falta de lenguaje y sofisticación literaria.  Aun así, esto no sucede de forma lo suficientemente frecuente como para evitar la lectura.  Aunque advierto, sin embargo, que en la introducción del libro, el tema titulado "Dos preguntas" (Two Questions) es la única parte que he encontrado un poco tediosa e incómoda. Mis capítulos favoritos en este libro son el Capítulo 10 "Azufre y  Espejos Empapados" y el Capítulo 12 "El Planeta Deliberado". Los extractos provienen de esos dos capítulos.

Los dejo con un par de estudios recientes muy interesantes que salieron sobre los aerosoles antropogénicos y otros comentarios que me parecen relevantes para este libro:

Approaches to Observe Anthropogenic Aerosol-Cloud Interactions
Enfoques para observar las interacciones antropogénicas Aerosol-Nube
Johannes Quaas - 11 de noviembre 2015
DOI: 10.1007 / s40641-015-0028-0
Obtenido en línea el 30 de noviembre 2015, desde:
http://link.springer.com/article/10.1007/s40641-015-0028-0/fulltext.html
"Contraste Hemisférico
La mayoría de las fuentes de aerosoles antropogénicos se encuentran en el hemisferio norte.  La corta vida del aerosol limita sus efectos también sobre todo al hemisferio norte, en el que se espera que los efectos de interacción de aerosol en la nube sea mucho mayor [78]. El SO2 antropogénico es, hasta un punto dominante, emitido en el Hemisferio Norte, con 98 frente a 6 Tg S año-1 [79].”

Impact of aerosol emission controls on future Arctic sea ice cover
Impacto de los controles de emisión de aerosoles en la cubierta futura de hielo marino en el Ártico
YO. Gagné, N. P. Gillett, J. C. Fyfe
22 de octubre 2015
DOI: 10.1002 / 2015GL065504
Obtenido en línea el 30 de noviembre 2015, desde:
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/2015GL065504/full
Aerosol reductions could account for up to 40 percent of future Arctic sea ice loss
Las Reducciones en aerosol podrían ser responsable de hasta el 40 por ciento de la pérdida futura de hielo marino en el Ártico
Por Leigh Cooper - 21 de octubre 2015
AGU Unión Geofísica Americana - Blogósfera
Obtenido en línea el 30 de noviembre 2015, desde:
http://blogs.agu.org/geospace/2015/10/21/aerosol-reductions-could-account-for-up-to-40-percent-of-future-arctic-sea-ice-loss/

Mass gains of Antarctic Ice Sheet greater than losses, NASA study reports
Aumentos de la masa de hielo Antártico superiores a las pérdidas, estudio de la NASA reporta
31 de octubre 2015 por Maria-José Viñas
Phys.Org
Obtenido en línea el 30 de noviembre 2015, desde:
http://phys.org/news/2015-10-mass-gains-antarctic-ice-sheet.html

OE. Cosas de interés y preguntas:

- ¡Qué grande es la diferencia entre hemisferios en las emisiones anuales de SO2 a partir de fuentes antropogénicas! Y recuerden que la erupción del Pinatubo expulsó "sólo" alrededor de 20 Tg de SO2 en 1991 compensando aproximadamente ½ grado de calentamiento global, dicen los estudios.  En lo personal, pienso que estos aerosoles antropogénicos son un gran factor en el llamado hiato o pausa.

- ¿Cuánto SO2 está llegando a la estratosfera?

- ¿Por qué el Ártico pierde hielo al mismo tiempo que se reporta que la Antártida aumenta su hielo, mientras que el hemisferio norte está emitiendo alrededor de 16 veces más aerosoles, lo que significa más enfriamiento regional? (Piense en el hiato y la negación del cambio climático).

- ¿Podría la pérdida de hielo del Ártico ser un efecto secundario de los altos niveles de SO2 troposféricos y el enfriamiento regional en el hemisferio norte? 

- ¿Podría ser que bajar los niveles de SO2 a partir de la reducción de fuentes antropogénicas en el hemisferio norte conduzcan a más enfriamiento Ártico como sucede en el Antártico,  o se acelerará el derretimiento como lo sugiere el segundo estudio?


Otras lecturas:

The Atmospheric Impact of the 1991 Mount Pinatubo Eruption
El impacto Atmosférico de la erupción de 1991 del Monte Pinatubo
Stephen Ser, 1 Jing Zhao Xia, 2 Rick E. Holasek, 1 3 Ronnie C. Torres, 1 4 y Alan J. king1
Obtenido en línea el 1 de diciembre 2015, desde:
http://pubs.usgs.gov/pinatubo/self
"Los efectos sobre el clima fueron un observado enfriamiento en la superficie en el hemisferio norte de hasta 0,5 a 0,6 ° C, lo que equivale a una reducción de 4 vatios por metro cuadrado en la radiación neta en todo el hemisferio y un enfriamiento tal vez tan grande como -0,4 ° C en gran parte de la Tierra en 1992-1993 "

WORLD ENERGY OUTLOOK 2015 FACTSHEET
PROYECTION ENERGETICA MUNDIAL 2015 HOJA INFORMATIVA
Global energy trends to 2040
International Energy Agency [PDF]
Retrieved online on December 1, 2015 from:
https://www.iea.org/media/news/2015/press/151110_WEO_Factsheet_GlobalEnergyTrends.pdf

The Planet Remade:
How Geoengineering Could Change the World
Oliver Morton
Princeton University Press ISBN: 9780691148250 (U.S. November 3, 2015):

Amazon:



Contents:

Introduction: Two Questions 1
Climate Risks and Responsibilities 5
The Second Fossil-Fuel Century 8
Altering the Earth System 22
Deliberate Planets, Imagined Worlds 26

Part One: Energies
1 The Top of the World 35
Discovering the Stratosphere 38
Fallout 43
The Ozone Layer 47
The Veilmakers 54
2 A Planet Called Weather 57
The Worldfalls 62
The Trenberth Diagram and Climate Science 66
Steam Engines and Spaceship Earth 71
3 Pinatubo 83
Volcanoes and Climate 86
Predictions and Surprises 93
4 Dimming the Noontime Sun 100
Rough Magic 107
Promethean Science 112
5 Coming to Think This Way 124
Martians and Moral Equivalents 129
The Day Before Yesterday 135
The Rise of Carbon Dioxide Politics 139
6 Moving the Goalposts 148
From Plan B to Breathing Space 156
Expanding the Boundaries 165

Part Two: Substances
7 Nitrogen 175
The Making of the Population Bomb 184
Defusing the Population Bomb 189
Far from Fixed 195
How to Spot a Geoengineer 201
8 Carbon Past, Carbon Present 209
The Anthropocene 219
The Greening Planet 229
9 Carbon Present, Carbon Future 243
Ocean Anaemia 251
Cultivating One's Garden 259
10 Sulphur and Soggy Mirrors 268
Global Cooling 274
Cloudships 283
Bright Patchwork Planet 288
What the Thunder Didn't Say 298

Part Three: Possibilities
11 The Ends of the World 305
Control and Catastrophe 312
Doom and Denial 317
The Traditions of Titans 323
A Tale of Two Cliques 332
After Such Knowledge 338
12 The Deliberate Planet 344
The Concert 347
Small Effects, and Bad Ones 359
And Straight on 'til Morning 369
Envoi 375

Acknowledgements 379
References, Notes and Further Reading 383
Bibliography 393

Index 415
Creative Commons License
A #Geoengineering #Climate Issues blog - Geoingeniería by Oscar and Jocelyn Escobar is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.Licencia Creative Commons
A #Geoengineering #Climate Issues blog por Oscar y Jocelyn Escobar se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.