Wednesday, January 7, 2015

Naomi Klein sobre la geoingeniería GRS en su libro "ESTO LO CAMBIA TODO"


Un extracto del libro:
ESTO LO CAMBIA TODO
El Capitalismo Contra el Clima

Por Naomi Klein
Publicado por Simon & Schuster (página oficial)

Edición en Español:
Editorial: PAIDOS IBERICA, 2015 - Planeta Libros


Capítulo 8

OSCURECIENDO EL SOL
La solución a la contaminación es. . . ¿la contaminación?

"La geoingeniería mantiene la promesa de abordar las preocupaciones del calentamiento global por unos pocos miles de millones de dólares al año". -Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes.
2008 [1]

"Nuestra ciencia es una gota, nuestra ignorancia un mar."
-William James, 1895 [2]

Es marzo del 2011 yo acababa de llegar a un retiro de tres días sobre la geoingeniería en la campiña de Buckinghamshire, alrededor de una hora y media al noroeste de Londres. La reunión ha sido convocada por la Royal Society, la legendaria academia británica de la ciencia, que ha contado entre sus compañeros a Isaac Newton, Charles Darwin, y Stephen Hawking.

En los últimos años, la sociedad [real] se ha convertido en la organización científica más importante en argumentar que, dada la falta de progreso en la reducción de emisiones, ha llegado el momento en que los gobiernos deben preparar un plan B tecnológico. En un informe publicado en el 2009, hizo un llamamiento al gobierno británico para dedicar importantes recursos para investigar que métodos de geoingeniería podrían resultar más eficaces. Dos años más tarde declaró que las intervenciones de ingeniería a escala planetaria que bloquearían una parte de los rayos del sol "pueden ser la única opción para reducir las temperaturas globales rápidamente en caso de una emergencia climática". [3]


   El retiro en Buckinghamshire tiene un enfoque relativamente estrecho: ¿Cómo se deberían gobernar la investigación sobre la geoingeniería, así como el despliegue eventual?
¿Qué normas deben seguir los investigadores? ¿Qué organismos, si hubiera alguno, regulará estos experimentos? ¿Los gobiernos nacionales? ¿Las Naciones Unidas? ¿Qué constituye la "buena gobernanza" de la geoingeniería? Para responder a estas y otras preguntas, la [Royal] Society se ha asociado con dos copatrocinadores para el retiro: la Academia Mundial de Ciencias con sede en Italia, que se centra en la promoción de oportunidades científicas en los países en vías desarrollo, y el Fondo de Defensa del Medio Ambiente, que ha descrito la geoingeniería como una "herramienta-puente" (así como también ha descrito al gas natural). [4] Esto hace que esta conferencia sea la reunión más internacional sobre la geoingeniería hasta la fecha, y la primera vez que un importante grupo verde  haya ofrecido públicamente su bendición a la exploración de intervenciones radicales en el sistema climático de la Tierra como respuesta al calentamiento global.

  
   El lugar elegido para esta discusión futurista es una mansión georgiana  de ladrillo rojo de sesenta y dos habitaciones impecablemente restaurada llamada Chicheley Hall, que fue una vez un set de producción de la BBC para "Orgullo y Prejuicio", y es el recién adquirido centro de retiro de la Royal Society. El efecto es tremendamente anacronístico: las extensas gramas verdes brillante de la propiedad, enmarcadas por setos esculpidos detalladamente, parecen clamar por mujeres con vestidos de seda encorsetados y sombrillas discutiendo sobre sus pretendientes-- no por científicos despeinados discutiendo sobre una sombrilla para el planeta. Y sin embargo, la geoingeniería ha tenido siempre una calidad claramente retro, no del todo steampunk, pero que sin duda se remonta a tiempos de más confianza, tomar control sobre el clima parecía la próxima frontera emocionante de la innovación científica-- no un último intento para salvarnos de la incineración.

  
   Después de la cena, consumidos bajo imponentes pinturas al óleo de hombres de caras regordetas con pelucas de plata, los delegados son invitados a la biblioteca forrada en madera. Allí, una treintena de científicos, abogados, ambientalistas y expertos en políticas se reúnen para la apertura de la "sesión de información técnica" en los diferentes esquemas de geoingeniería que se consideran. Un científico de la Sociedad Real nos lleva a través de una presentación de diapositivas que incluye la 'fertilización' de los océanos con hierro para sacar el carbono de la atmósfera; cubrir los desiertos con grandes sábanas blancas con el fin de reflejar la luz solar de vuelta al espacio; y construir flotas de máquinas que se chuparían el carbono del aire, como las que compiten en el Earth Challenge de Richard Branson.


   El científico explica que hay demasiado de los dichos esquemas como para poder ser evaluados a profundidad, y que cada uno presenta su propio reto en particular a la gobernanza. Así que para los próximos tres días, nos vamos a concentrar en los métodos de geoingeniería que los científicos aquí consideran más plausibles y prometedores. Estos implican diversos medios de inyección de partículas a la atmósfera con el fin de reflejar más luz solar de vuelta al espacio, reduciendo así la cantidad de calor que llega a la tierra. En la jerga de la geoingeniería, esto se conoce como la Gestión de la Radiación Solar (SRM) por sus siglas en inglés: debido a que estos métodos intentarían literalmente "gestionar" la cantidad de luz solar que llega a la tierra.


   Existen varias formas posibles de abordar como opacar el sol. La más alegremente ciencia-ficcional es la de los espejos espaciales, que es desechada rápidamente. Otra es la de "abrillantar las nubes": atomizar agua de mar en el cielo (ya sea desde flotas de barcos o desde torres en la costa) para crear más cubierta de nubes o para hacer las nubes más reflectantes y más duraderas. La opción más discutida con frecuencia involucra rociar aerosoles de sulfato en la estratosfera, ya sea a través de aviones especialmente reacondicionados o una manguera larga suspendida por globos de helio (algunos incluso han sugerido el uso de cañones).


   La elección de centrarse exclusivamente en la GRS es algo arbitraria dado que experimentos de fertilización de los océanos ya se han realizado en varias ocasiones, incluyendo una prueba 'bandida' muy reportada frente a la costa de la Columbia Británica en el 2012. Pero la GRS está atrayendo la mayor parte del serio interés científico: el bloquear el sol ha sido objeto de más de un centenar de publicaciones revisadas por homólogos, y varios equipos de investigación de alto nivel están preparados para ejecutar pruebas de campo al aire libre, lo que pondría a prueba la mecánica de estos esquemas utilizando barcos, aviones y mangueras muy largas. Si las reglas y directrices no se desarrollan pronto (incluso, como algunos sugieren, la prohibición del todo de las pruebas de campo), podríamos terminar con un 'oeste salvaje' de la investigación. [5]

La pulverización de sulfato en la estratosfera es a menudo referida como "la opción Pinatubo," después de la erupción de 1991 del Monte Pinatubo en las Filipinas. La mayoría de las erupciones volcánicas envían cenizas y gases a la atmósfera inferior, donde se forman las gotas de ácido sulfúrico que simplemente caen a la tierra. (Ese fue el caso, por ejemplo, con el volcán islandés de 2010 que no dejo despegar a muchos vuelos europeos). Pero ciertas erupciones mucho más raras -la del monte Pinatubo entre ellas- envían grandes volúmenes de dióxido de azufre hasta allá en la estratosfera.

Cuando eso sucede, las gotas de ácido sulfúrico no vuelven a caer hacia abajo: se quedan en la estratosfera, y en pocas semanas pueden circular alrededor de todo el planeta. Las gotas actúan como pequeños, espejos de dispersión de luz, evitando que el calor total del sol llegue a la superficie del planeta. Cuando estas erupciones volcánicas más grandes ocurren en los trópicos, los aerosoles permanecen suspendidas en la estratosfera aproximadamente de uno a dos años, y los efectos de enfriamiento global pueden durar incluso más tiempo.


   Eso es lo que sucedió después de Pinatubo. El año después de la erupción, la temperatura global descendió en medio grado centígrado, y como Oliver Morton señaló en la revista Nature, "De no haber existido El Niño simultáneamente, 1992 habría sido 0,7 grados más frío, en todo el mundo, que 1991." [6] Esa cifra es notable porque hemos calentado la Tierra en aproximadamente la misma cantidad hasta el momento con nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Es por eso que algunos científicos han llegado a la convicción de que si pudieran encontrar una manera de hacer artificialmente lo que esas grandes erupciones hacen naturalmente, entonces podrían forzar la bajada de la temperatura de la tierra para contrarrestar el calentamiento global.


   
El científico que conduce la sesión informativa empieza con las ventajas de este enfoque. Observa que la tecnología para sacar esto adelante ya existe, a pesar de que todavía se tienen que hacer las pruebas; es relativamente barato; y, si funciona, los efectos de enfriamiento se producirían, con bastante rapidez. Las desventajas son, en función de que método de bloqueo solar se utilice y con qué intensidad, una neblina permanente podría aparecer sobre la tierra, lo que podría hacer el cielo azul claro en una cosa del pasado [7]. La neblina podría evitar que los astrónomos vieran las estrellas y los planetas con claridad y la luz solar más débil podría reducir la capacidad de los generadores solares para producir energía (alerta de ironía).

   Pero el mayor problema con la opción Pinatubo es que no hace nada para cambiar la causa subyacente del cambio climático, la acumulación de gases que atrapan el calor, y en su lugar trata solamente los síntomas más evidentes -las temperaturas más cálidas. Eso podría ayudar a controlar algo así como el derretimiento de los glaciares, pero no haría nada sobre el aumento del carbono en la atmósfera que el océano continúa absorbiendo, provocando la acidificación rápida que ya está representando una pesada carga sobre la vida marina de caparazón dura desde el coral hasta las ostras, y puede tener impactos en cascada a través de toda la cadena alimentaria acuática.  Por otro lado, oímos, podrían haber algunas ventajas en permitir que los niveles de dióxido de carbono atmosférico aumentaran manteniendo la temperaturas artificialmente frescas, ya que a las plantas les gusta el dióxido de carbono (siempre y cuando no sea acompañado por el calor abrasador y la sequía) y estas a lo mejor podrían estar mejor en lo que esencialmente se  convertiría en un invernadero global artificial.


   Ah, y otro con: una vez que tu empiezas con la pulverización de material en la estratosfera para bloquear el sol, sería básicamente imposible de parar porque si lo hicieras, todo el calentamiento que habías suprimido artificialmente al colocar esa sombrilla virtual golpearía la superficie del planeta en una sola ola de calor, sin dar tiempo para la adaptación gradual. Piensa en las malvadas brujas de los cuentos de hadas, que se mantienen jóvenes bebiendo elixires mágicos mal-habidos, sólo para decaer y marchitarse toda a la vez cuando el suministro se corta abruptamente.


   Una solución a este "problema de la terminación," como lo describe cortésmente nuestra guía británica, sería chupar una gran cantidad de carbono de la atmósfera, mientras que la sombra esta puesta todavía de manera que cuando las partículas se disipen y el sol brille con toda su fuerza, haya menos gas-que-atrapa el calor en la atmósfera que aumenta el calentamiento. Lo que estaría bien, excepto por el hecho de que en realidad no sabemos cómo hacerlo en algo cercano a la escala requerida (como Richard Branson ha descubierto).


   Escuchando todo esto, un sombrío panorama emerge. Nada en la tierra estaría fuera del alcance de las máquinas falibles de la humanidad, o ni incluso completamente fuera en absoluto. Tendríamos un techo, no un cielo, un lechoso, techo geoingenieril mirando hacia abajo a un moribundo, mar acidificado.


   Y la cosa empeora, porque nuestro guía ha dejado el mayor golpe para el final. Una diapositiva viene mostrando un mapa del mundo, con regiones codificadas en colores  basados sobre las proyecciones que muestran la severidad con que sus precipitaciones se verían afectadas por la inyección de dióxido de azufre en la estratosfera. La precipitación en Europa y América del Norte cambiarían mínimamente, pero la región ecuatorial de África se ilumina de color rojo, una indicación de una grave sequía. Y a pesar de que las fronteras son borrosas, partes de Asia también parecen estar en problemas porque el descenso de la temperatura terrestre causado por un sol más débil también podría debilitar los monzones de verano, la principal fuente de las precipitaciones en estas regiones.


Hasta este punto, el público ha estado escuchando en silencio, pero esta noticia parece despertar la habitación. Un participante interrumpe la presentación: "Dejemos de lado la ciencia y hablemos de la ética", dice, claramente molesto. "Vengo de África y no me gusta lo que estoy viendo con la precipitación."
  * El retiro se llevó a cabo bajo la regla de Chatham House, que permite a los asistentes a que informen sobre lo que se dijo en las sesiones, pero no sobre quién dijo qué. (Todas las entrevistas realizadas fuera de las sesiones oficiales están exentas de estas reglas.)

De hecho, uno de los propios informes de la sociedad sobre la geoingeniería reconoce que la Gerencia de la Radiación Solar "posiblemente podría conducir a cambios climáticos que son peores que la opción 'no GRS'." [8] El delegado africano niega con la cabeza. "No sé cuántos de nosotros no vamos a dormir bien esta noche."

Más en este capítulo:

- Aceptando la Idea de lo "Horripilante"

- ¿Qué Ppodría ir Mal?

- Al Igual que el Cambio Climático, los Volcanes Si Discriminan

- La Historia como Maestra - y Advertencia

- La Geoingeniería como Doctrina del Shock

- El Monstruo Tierra – (La Tierra Monstruosa)

- ¿Hemos en Realidad Probado el Plan A?

- La Perspectiva a Vista del Astronauta



Mi comentario OE 

Me gustó esta toma sobre la geoingeniería por Naomi Klein. Creo que es una gran adición al debate sobre este tema.
Ella hace muchos puntos fuertes, en relación con diversas formas de 'encierre' tecnológico', 'justicia climática', el riesgo y el argumento de la 'pendiente resbaladiza'. Este último punto principal muy importante. No estoy de acuerdo con su postura de "no investigación". Mi opinión es que debemos investigar la geoingeniería no desde una perspectiva de futuro despliegue, sino de un "ya estamos haciendo geoingeniería del clima global" no muy diferentemente de la GRS, a través de nuestras emisiones de la aviación y de azufre de la marina mercante. Y si es así, ¿que tan injustas son estas emisiones, y cómo podemos parar? ¿Hay buenas opciones plausibles es decir, los biocombustibles, las creditos de carbono, etc?

Supongo que pronto podremos encontrar una respuesta, desde que hace poco (01 de enero 2015) las nuevas reglas que requieren combustible de menor contenido de azufre por la industria mercante, 'en las zonas controladas', entraron en vigor.
"Los buques que naveguen en las zonas de control de emisiones designadas tendrán que utilizar el combustible con un contenido de azufre de no más de 0,10% desde el 1 de enero de 2015, contra el límite del 1,00% vigente hasta el 31 de diciembre del 2014."
Sin embargo, el límite actual para el contenido de azufre del cimbustible 'fuera de las zonas controladas' seguirá siendo un asombrosamente alto 3,50% hasta el año 2020 o 2025 .

Fuente:
Ships face lower sulphur fuel requirements in emission control areas from 1 January 2015  (IMO)
 Fuera de tema:

Un par de preguntas interesantes para mí en el tema del combustible:
¿Cómo serán mitigadas estas emisiónes?
¿El uso de depuradores en lugar de combustibles bajos en azufre conducirian a una mayor acidificación del océano en las costas?


Ultima actualización

Julio 20, 2015

Titulo Esto Cambia Cada Cosa


Otras lecturas:

Sobre la Captura y Almacenamiento de Carbono
7. No hay mesías que valga.
Ningún multimillonario verde nos va a salvar
Por Periodismo.com



 



Creative Commons License
A #Geoengineering #Climate Issues blog - Geoingeniería by Oscar and Jocelyn Escobar is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.Licencia Creative Commons
A #Geoengineering #Climate Issues blog por Oscar y Jocelyn Escobar se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.